Masaje Prenatal

¿CUÁL ES EL MASAJE PRENATAL?

El masaje prenatal suele aplicarse en posición de lado y realizado por un especialista en terapia corporal. Se enfoca en la espalda, cuello y hombros y piernas; pues a medida que pasa el tiempo el bebé crece y afecta estas partes.

Un profesional prenatal sabrá que técnicas usar y qué áreas evitar durante el masaje. Recuerda tener buena comunicación con tu terapeuta.

10 BENEFICIOS DEL MASAJE PRENATAL

  1. Preparas tu cuerpo y mente.
  2. Reduces el estrés, disminuyendo la posibilidad de un parto prematuro.
  3. La relajación te ayudará a dormir y a descansar mejor.
  4. Consigues regular el tránsito intestinal.
  5. También logras reducir los edemas y la retención de líquidos. Gracias al drenaje linfático manual disminuyes la sensación general de pesadez y favoreces la eliminación de los líquidos.
  6. Alivias los habituales calambres de las piernas.
  7. Atenúas los dolores a través de la relación de los músculos de diferentes zonas del cuerpo: cuello y nuca, hombros, lumbares, glúteos, piernas y pies. 
  8. Disminuyes el dolor de las articulaciones
  9. Mejoras la elasticidad de la piel y ayudas a prevenir la aparición de estrías.
  10. Adquieres una mayor conciencia de tu cuerpo, lo que te ayuda a mejorar la postura corporal y a soportar menos molestias.

¿EN QUÉ MES PUEDES HACERTE UN MASAJE PRENATAL?

Durante el primer el primer trimestre del embarazo está contraindicado hacerte masajes, y hacer muchas otras cosas más en este periodo de gestación.

Pasando este periodo, el masaje prenatal  deberá hacerse con mucha delicadeza, ya que tu cuerpo se encuentra en un estado delicado por los numerosos cambios corporales y hormonales que está sufriendo.

Por eso, en los primeros tres meses, lo más adecuado son los masajes en la zona de los hombros, cervicales, espalda, sin tocar la columna, y en  pies o piernas (depende mucho de tu estado).

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WhatsApp